13 de diciembre de 2018
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
  • Gastronomia.com Portugal
  • Gastronomia.com Miami
Síguenos en  

Somos lo que comemos

Pensamientos gastronómicos
Lecturas y productos gastronómicos que ponen a funcionar nuestras neuronas

Pensamientos gastronómicos

Publicado por | 13 de enero de 2014
Valoración  51 (1)
Somos lo que comemos
Que la alimentación es una cuestión básica para nuestra salud es algo que ya a nadie se le escapa; pero que «somos lo que comemos» sigue, sin embargo, estando muy lejos de la conciencia de la mayor parte de la sociedad.

A diferencia de lo que le sucede a nuestros congéneres de gran parte del globo, desde nuestra acomodación occidental tenemos la inmensa suerte de poder elegir cada día lo que queremos comer. Y que esos alimentos que ingerimos además de saciar nuestras necesidades vitales sean algo placentero, es algo que decidimos con mayor o menor frecuencia según el nivel de exigencia o sibaritismo de cada uno. Que la ingestión de esos alimentos sea además beneficiosa para nuestra salud es, igualmente, algo que está en nuestra mano decidir. Pero para ello, claro está, hay que tener un cierto conocimiento de nutrición.

Llama la atención cómo hoy las estanterías de novedades de las grandes librerías se llenan con recetarios imposibles; el vegetarianismo quedó muy atrás, ahora lo que se lleva es la filosofía vegana y más allá, la crudivegana.

Cocina las letras con el Principito,  el libro recientemente premiado con el Gourmand Coockbook Awards con que  Lourdes Soriano quiere, entre muchas otras cosas, concienciar a los niños de las nociones más básicas en lo que a buenos hábitos alimenticios se refiere, estaba colocado hace unos días en la isleta de «actualidad» de la FNAC entre el «Gourmet Vegetariano» del gran Yotam Ottolenghi, «Zer0gluten» de Maria Luisa Barreiro, el «Veganomigón; el libro definitivo de la cocina vegana» o «Comida antienvejecimiento». O sea, que la conciencia general sobre la alimentación empieza a crecer, y así se manifiesta también en Madrid, donde comienzan a proliferar restaurantes de este tipo. En mi reciente y fugaz incursión a  Buenos Aires –de la que ya hablaré otro día con detalle- pude comprobar cómo allí la conciencia de que la alimentación sana no está reñida con un restaurante agradable y cuidado está bastante implantada, probablemente más que aquí; y así encontramos un amplio elenco en la propuestas gastronómica de la capital argentina como la de BIO, abierto hace ya 12 años, Los Sabios, Vita, Buenos Aires Verde, Arevalito, etc, etc…..

Sección de actualidad de la Fnac


 

Aunque por mucho que las respete yo personalmente no comparto este tipo de dietas -aunque debo reconocer que nunca he dedicado tiempo a profundizar en su filosofía- y sin duda prefiero disfrutar de todo lo que la Naturaleza, generosa, ofrece al hombre para su alimentación y su disfrute. Que el tipo de alimentos ingeridos incide en el funcionamiento de nuestros distintos sistemas y organismo es ciertamente un hecho, pero no seré yo quien desde la ignorancia absoluta en cuestiones nutricionales pretenda recomendar o desaconsejar a nadie dieta o estilo de vida alguna. Es más, tengo verdadera intención de probar próximamente alguno de los crudiveganos más recientes de la capital.

Lo que sí pretendo desde estas líneas sin embargo es  hacer una llamada a todos los que en esta y otras páginas compartimos  el placer por el buen comer para que además seamos conscientes de la  importancia y necesidad de una alimentación sana a base de productos de calidad y entendiendo por tales aquellos que están en consonancia con la Naturaleza, es decir, alimentos que en su producción respetan tanto la salud de la madre Tierra como la del ser humano y en su final –la ingestión- benefician o, cuanto menos, no perjudican a  quien las come. Alimentos sanos y libres de químicos añadidos que tanto daño están causando en buena parte de la población (véase por ejemplo SQM, Sensibilidad Química Múltiple http://www.sfcsqm.com/ ó Fundación Alborada).  
Que «somos lo que comemos»  es un hecho. El qué, cómo o porqué, es ya cuestión de cada uno.

Ainhoa del Carre
Editorial Tejuelo

 
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 

Top videos

MANUALES
1 de febrero de 2018
(19)
En la edición 2018 de la Feria Internacional de Turismo, FITUR, en Madrid; se celebró una degustación de coctelería iberoamericana con cócteles elaborador por Diego Cabrera. La diversidad y riqueza en bebidas propias de las diferentes regiones de iberoamérica deleitó a los asistentes. Esta actividad fue patrocinada por la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI) y el Ayuntamiento de Madrid.