24 de agosto de 2019
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
  • Gastronomia.com Portugal
  • Gastronomia.com USA
Síguenos en  

20 de enero de 2017
Valoración  55 (5)
Temporada de angulas
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin
Son los alevines de las anguilas, miden unos 8 centímetros de largo, suelen pesar 1 gramo y son conocidos como angulas. Su temporada idónea es muy breve, entre los meses de diciembre y enero, cuando se pescan en los ríos del norte de España durante la noche y con la ayuda de un foco de luz. Uno de los lugares de mayor afluencia es el río Miño, sobre todo cerca de su desembocadura.
 
En la zona recuerdan como hace unas décadas era un producto abundante, y como apenas se comía, el excedente se utilizaba a veces para dar de comer al ganado. Hoy en día, dada su escasa producción, su precio por kilo ronda los 1.000 €.
 
Según explica el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la anguila europea, conocida científicamente como anguilla anguilla, es una especie migratoria que se reproduce en el Mar de los Sargazos (en la zona septentrional del Océano Atlántico) y que es arrastrada por las corrientes marinas hasta las costas europeas. Al llegar sube por los ríos, donde desovará y pasará la mayor parte de su vida adulta.




 
Miguel Garrido, marisquero del restaurante O’Pazo de Madrid, unlugar de referencia para degustar pescados y mariscos del norte, comenta que hay 2 recetas de angulas que se han mantenido en el tiempo: a la bilbaína (con aceite muy caliente, guindilla troceada y ajo dorado); yen ensalada (con un ligerísimo sabor a ajo, limón y aceite, a las que se añaden las angulas y se toman frías).  
 
Ahora bien, hay que tener cuidado para no confundir las angulas con las gulas. La principal diferencia estriba en el precio (100 gramos de las primeras pueden llegar a costar entre 80 y 100 euros), mientras que las segundas se venden congeladas o refrigeradas en los supermercados por un módico precio.
 
El cocinero Francisco Monje, compañero de Garrido en O’Pazo, regala algunos trucos para no dejar espacio al timo. Lo primero que hay que hacer es observar: la gula no lleva ojos al ser ”una masa con restos de pescado”, mientras que la angula sí porque es un animal. Con respecto a su textura, asegura que “la angula es gelatinosa y firme y la gula es harinosa”.
 
Apunte nutricional: son bajas en grasa y en calorías y no contienen hidratos de carbono. Su componente de proteínas también es reducido. 

Valora esta noticia 

 

Top videos