23 de febrero de 2018
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra Newsletter

8 de febrero de 2018
Valoración  53 (3)
Mercados de Palma, gastronomía local para foodies
Palma es un destino gastronómico de primer orden gracias a la suma de varios elementos: sus productos de mar y montaña, recetas con siglos de tradición con influencias de múltiples culturas y chefs que utilizan estos ingredientes y elaboraciones para llevarlos a su máximo exponente.

Dentro del acervo gastronómico de la capital balear, los mercados ocupan un espacio muy relevante. El mercado de Santa Catalina, el Mercat 1930, el de San Juan y L’Olivar ofrecen puestos con productos locales de primera calidad, restaurantes con cocina de mercado y algunos espacios gourmet. Son el lado más popular de la gastronomía de Palma, un punto donde confluyen locales y turistas en torno a la cocina.

El mercado de Santa Catalina, el sabor de la tradición

Santa Catalina es el barrio de moda de Palma. Situado cerca del puerto, en una antigua zona de pescadores, en sus calles se suceden los edificios modernistas, los restaurantes y establecimientos tradicionales.  Uno de sus lugares más emblemáticos es el mercado, el más antiguo de la ciudad. 

Bajo el paraguas de un edificio de principios del siglo XX, sus 50 puestos ofrecen sus especialidades: pescado, marisco, carne, embutidos, quesos, fruta, verdura… Además, existen tres bares que han convertido al mercado en un espacio foodie y que permiten a locales y turistas disfrutar de estos productos ya elaborados. 
 
Mercat de l’Olivar, lo de ahora y lo de siempre

Desde su apertura en 1951, este mercado de abastos ofrece los mejores productos de la gastronomía local a sus compradores. Con un centenar de comercios, L’Olivar está especializado en productos frescos, de primera calidad y autóctonos.

L’Olivar es frecuentado por los vecinos que acuden a su compra diaria, pero también por los visitantes de la ciudad que encuentran, entre sus puestos, establecimientos gastronómicos que presentan bocados elaborados con los mejores ingredientes: sushi, gambas, ostras…

Una mención aparte requiere La Gastroteca, un espacio gastronómico, situado en la primera planta, con una cuidada decoración que selecciona cada mañana productos frescos y de temporada de los puestos para elaborar su menú. Además, el local ofrece actividades para grupos.
 
Mercat 1930, la renovación gastronómica de Palma

Palma renueva su oferta gastronómica de manera constante. Muestra de ello, es el Mercat 1930, abierto el verano pasado en el Paseo Marítimo de Palma. Con sus cocinas abiertas al público, este mercado gastronómico ofrece 16 opciones culinarias que van desde la cocina más tradicional a las propuestas más innovadoras.

Un espacio vivo donde se suceden los eventos culinarios: presentaciones de producto, semanas temáticas, catas, etc. todo en el mítico edificio Mediterráneo, reconvertido en mercado gourmet.
 
Mercado gastronómico San Juan, un must para los foodies

Los siete pecados capitales son el leitmotiv del mercado San Juan, otro de los espacios gastronómicos de reciente apertura en la capital balear y que corroboran que la gastronomía está muy viva en Palma.

Aprovechando el edificio modernista del centro cultural de S’Escorxador, este mercado está abierto todos los días del año hasta las 00:00 horas, un horario que se amplía los fines de semana. 

Entre todos sus establecimientos, destacan dos: The One, un bar con preparados y cócteles y Cooking 4 people, ideado para que la gente pueda elaborar sus propios platos y unirse a diferentes actividades gastronómicas.

FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

MANUALES
1 de febrero de 2018
(2)
En la edición 2018 de la Feria Internacional de Turismo, FITUR, en Madrid; se celebró una degustación de coctelería iberoamericana con cócteles elaborador por Diego Cabrera. La diversidad y riqueza en bebidas propias de las diferentes regiones de iberoamérica deleitó a los asistentes. Esta actividad fue patrocinada por la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI) y el Ayuntamiento de Madrid.