24 de noviembre de 2017
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra Newsletter

19 de agosto de 2014
Valoración  53 (3)
Gastronomía Extremeña
La Comunidad de Extremadura está repleta de recetas clásicas españolas influenciadas de forma fundamental por la tradición histórica de la tierra al pastoreo, a la cocina en los monasterios y a la huerta de la zona.

Al ser una provincia de interior el ingrediente fundamental es la carne, en especial del cerdo del cual se obtienen multitud de embutidos típicos, como el jamón de Montánchez, el morcón ibérico, lomo embuchado o chorizos extremeños.

En la elaboración de estos embutidos suele primar la importancia de la calidad en las materias primas; los cerdos criados a base de bellotas y el pimentón. Es una referencia a nivel internacional el Pimentón de la Vera, con una calidad y un aroma característico.



Por la tradición histórica de la zona de Extremadura de pastoreo, uno de los protagonistas de la mesa es el cordero. La carne se utiliza para platos característicos como  caldereta de cordero (tradicionalmente elaborado en un caldero de hierro sobre el fuego), cachuela extremeña o chanfaina de cabrito (elaborada con vísceras).

La ternera de Extremadura es también un elemento fundamental en la cocina, siendo un protagonista de la dehesa y la gastronomía extremeña. En la época de caza también son típicos algunos platos como las perdices de Alcántara.

La región de Extremadura es extensa y con gran tradición agrícola, por lo que abundan los ingredientes de la huerta y los quesos producidos de forma artesanal; especialmente con la leche de oveja y cabra se obtiene quesos de alta calidad y con denominaciones de origen propias, como la Torta del Casar o La Serena.

Son muy habituales en la gastronomía extremeña las recetas de sopas con vegetales y con pan duro, como las de tomate, las sopas de ajo, la sopa de antruejo (típica de Aceuchal en Badajoz en época de carnaval, con cerdo, pan duro y huevo cocido) o la sopa de patatas. En verano se sustituyen estas sopas calientes por el tradicional gazpacho extremeño.

Otro plato muy típico de Extremadura son las migas, que se suelen servir como entrante. Se trata de un sofrito de ajos y pimientos con el pan duro deshecho, con pimentón, aceite pan y agua. Habitualmente se le añaden ingredientes fritos como chorizo, sardinas o tocino para dar sabor a las migas.



Un ingrediente exclusivo de la zona es la criadilla de tierra, también conocida como trufa extremeña, un hongo con aspecto de patata y es bastante escaso. Se suele cocinar en revuelto.

Extremadura es una tierra rica en tradición de postres, hay cientos de recetas de repostería y en cada localidad se pueden encontrar dulces típicos. Algunos de los más conocidos son las perrunillas (una especie de pastas de café), los mantecados extremeños, las flores extremeñas la técula mécula (de origen árabe y receta secreta) o los pasteles de soletilla.

Algunos postres utilizan productos de la zona reconocidos por su gran calidad, como las picotas del Jerte y la miel Villuercas Ibores.




Redacción: Gastronomia.com
Imágenes: Turismo de Extremadura
 
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

EVENTOS
10 de octubre de 2017
(10)
Del 15 al 17 de septiembre se celebró en La Rural, Buenos Aires, FIBEGA, la Feria Iberoamericana de Gastronomía, que reunió a los destinos gastronómicos mundiales más relevantes, el II Congreso Iberoamericano de Gastronomía y el Encuentro Iberoamericano de Chefs. Países como Perú, México, Argentina, Uruguay, Brasil, Guatemala o País Vasco mostraron su riqueza y diversidad gastronómica; y representantes de diferentes sectores relacionados con la cocina como los chefs Germán Martitegui, Andoni Luis Aduriz o José del Castillo, ofrecieron showcookings y presentaciones. Un túnel del vino, en el que se ofrecieron catas y degustaciones de los vinos y bebidas más representativas y sorprendentes, y diferentes espacios de degustación y mercado. 3 jornadas de celebración de la cultura gastronómica de Iberoamérica que reunieron a más de 22.000 visitantes.