24 de marzo de 2017
  • Gastronomia.com México
  • Gastronomia.com Perú
  • Gastronomia.com Colombia
  • Gastronomia.com Paraguay
  • Gastronomia.com Argentina
  • Gastronomia.com Ecuador
Síguenos en  
Suscríbete a nuestra NewsletterFibega.org

30 de septiembre de 2013
Valoración  (0)
«Cocinamos, que es lo que nos interesa»
En nada,en unos minutos… arranca la quinta temporada de Robin Food, el programa de cocina de la ETB vasca que lidera David de Jorge. Nueva temporada con 110 kilos menos y dispuestos a preparar una sopa «Martina Klein» y una tortilla de patata «trampa»…
 
¿Nervioso?
Siempre hay que estar nervioso ante una gran cita. Cuando uno se casa o tiene que ir al notario tiene que estar nervioso... y sí, con un poco de nervios pero muy ilusionado porque arrancamos la quinta temporada y el encuentro con los telespectadores siempre es muy esperado.
 
Quinta temporada. ¿Qué siente uno cuando lo pronuncia?
Somos muy afortunados. La verdad es que cuando iniciamos la emisión del programa yo pensaba que a los 15 días me iban a sacar tarjeta roja. Y ahora estamos inaugurando la quinta temporada, vamos camino ya de los 1.000 programas. Seguimos muy entusiasmados y, sobre todo, muy agradecidos a los telespectadores. Y es que nos lo pasamos muy bien guisando y yo creo que eso se transmite.
 
Los telespectadores son parte fundamental en la historia de Robin Food y en esta nueva temporada podrán ver algunas de sus recetas en tus manos.
Si no hubiera gente que estuviera sentada en el sofá de casa, con el mando a distancia lejos, sería imposible esta cita todos los días. Es verdad que llevamos tiempo ofreciendo muchas recetas a los telespectadores y yo les pido muchas veces que me envien esas formulaciones de sus madres, de sus tías... esas recetas que llevan comiendo en casa toda la vida y que nos hagan partícipes de esas fórmulas tan fantásticas. Así que en esta quinta edición también las recogeremos, las guisaremos y las compartiremos porque alrededor del fuego y alrededor de la cocina siempre hay buen rollo.
 
Y eso vas a hacerlo cada 15 días…
Esta historia de tunear las recetas de los telespectadores, sí, intentaremos hacerlo cada 15 días. El resto de la semana seguiremos con las secciones habituales, seguiré guisando... y bueno, los martes tendremos algún invitado: cocineros, proveedores, recolectores... mucha gente que viene a contarnos cómo es su día a día. Después, los jueves seguiremos con la participación de Martín Berasategui, que es un fijo del programa desde el comienzo. Y es que es un lujo tener a uno de los mejores cocineros del mundo en el programa y ofreciéndonos esa cocina doméstica, que son las recetas que él suele hacer en casa.
 
Y además ocupándole físicamente su cocina…
Es un gustazo que un gran cocinero como Martín se arremangue la camisa y sea capaz de poner sobre la mesa esa cocina doméstica que tanto le gusta y que la comparta con todo el mundo. Yo muchas veces me suelo pellizcar cuando viene porque no creo lo que ven mis ojos. Lleva muchos jueves no faltando nunca a esa cita y es un lujazo. Llevo trabajando con él 21 años y es verdad que el programa lo grabamos en un plató que está alojado en su propio restaurante, todo un tres estrellas Michelín. Un lujo y un honor.
 
Y en esta quinta temporada tampoco faltarán las guarrindogandas….
El guarrindoguismo es una corriente que tiene mucho futuro. Y es verdad que siempre tenemos esa costumbre de hablar de cocina y de gastronomía de forma muy rimbombante y de alguna forma se trata de romper esa forma de hablar tan seriamente de la cocina. Y no es más que esa mezcla imposible, ese bocata inmundo que absolutamente todos comemos con nocturnidad y alebosía. Y no deja de ser algo simpático y algo que une mucho. De hecho la gente rompe el hielo conmigo contándome cuál es su garrindongada favorita. Voy por la calle y me paran para contármelo... tiene mucha gracia, lo compartimos y nos reímos juntos.
 
Por cierto que en el capítulo de novedades… la que más llama la atención eres tú y tu cambio físico…
Sí, eso es verdad. Es un propósito que arranqué hace año y medio. Parte del guión de mi programa de cocina es que yo le cuente a la gente las  cosas que me pasan. Y fue inevitable que hace año y medio tomé la determinación de bajar kilos porque pesába muchísimo, pesaba 267 kilos, que es una barbaridad. Y en el momento en que me puse en manos de unos profesionales no me quedó más remedio que hacer partícipe a todo el mundo de esa odisea.

Hacerlo y contarlo... y de ahí sale «Bigote de gamba».
Yo quise contarle a la gente cómo era mi día a día y cuáles eran las recetas que me estaban permitiendo bajar esos kilos, además de contar esos hábitos nuevos, esa nueva aventura de hacer ejercicio todos los días... y de ahí salió una nueva sección del programa que se llama «bigote de gamba» y que consistía en que todas las semanas me subía a la báscula y tenía de testigo a todos los televidentes de cómo iba bajando kilos. En este año y medio he bajado 110 kilos. Así que sigo estando muy grande, porque peso 158 kilos, pero la vida es de otro color ahora y lo que más satisfacción me da es haber contado esa evolución y, sobre todo, que esas recetas bajas en grasas y muy, muy sabrosas, que son las que yo como, a mucha gente le hayan servido también para quitarse algún kilo de encima.
 
Rompiendo tabúes de lo que significa comer sano...
Eso está claro. Cuando una dieta supone un castigo o uno tiene la sensación de que se está privando de cosas buenas... esa dieta es fallida. Yo no soy quien para dar consejos porque, además, el apostolado nunca me ha gustado, pero sí que es cierto que la única forma de conseguir el éxito es que lo que uno come, lo que uno guisa y lo que uno cocina esté sabroso y a le llene y tenga la sensación de que disfruta a pleno pulmón. Por eso muy importante, en mi caso porque era una obesidad mórbida muy importante, ponerse en manos de profesionales, y yo lo hice. Y además, tengo la suerte de ser cocinero y he podido guisarme una dieta que realmente vale la pena. Yo sigo comiendo con el mismo apetito que antes, si bien mis ingestas son distintas porque como muchas menos cantidades, pero tengo esa sensación de disfrutar y de gozar.

¿Hacer participe a la tu público ayuda?
Lo bueno de toda esta aventura es que se lo cuento a la gente y hay muchos que se aplican con ese recetario y que me cuenta sus avances, que me explican que adelgazan, y estoy encantado. De todas formas esta sección es una parte del programa. El resto de la semana sigo haciendo el bribón con recetas de todo tipo. Que no parezca que el programa es un programa de cocina de dieta o de recetas adelgazantes, si no que es un programa de cocina en el que cabe de todo, desde un guiso a un estofado, pasando por un bizcocho o lo que sea. Cocinamos, que es lo que nos interesa y nos gusta.
 
Por cierto, sabes que Robin Food ha logrado traspasar las fronteras de la ETB.
Si es así estoy encantado de que me lo recuerdes. La verdad es que hacer un programa de cocina en un canal como es la ETB vasca es un lujo porque antes que nosotros ese hueco lo tenían Pedro Subijana o el gran Karlos Arguiñano. Y seguir esa estela o intentar seguir esa misma vereda es un lujo. Y es cierto que ETB ha sido una cantera de buenos y grandes programas de cocina. Y bueno, gracias a este canal nos hemos permitido el lujo de ser conocidos allá donde llega la señal y allá donde llegan vía digital todos los programas empaquetados a través de los blogs, internet... así que nada, encantados de la vida.
 
Por cierto, acabas de apadrinar un nuevo espacio también en la ETB vasca y también con la cocina como protagonista: Duelo en la cocina.
Sí, es un programa que ha empezado a emitirse en la ETB 2 hace muy poquito. Es un formato muy divertido y emocionante. Me pidieron que fuera padrino en el primer programa y así lo hice, encantado. En ese programa el duelo era Euskadi y Francia y salimos victoriosos con productos de altos vuelos: foie grass, vino y cruasán... La verdad es que me lo pasé muy bien.
 
También ganó Euskadi contra Italia…
Yo suelo recordar que la buena cocina contemporánea ha entrado en España a través de dos puntos fronterizos, Cataluña y el País Vasco. Ha sido una suerte enorme tener vecinos tan alucinantes. Francia sigue siendo una de las primeras potencias de cocina. Es verdad que nos han enseñado a cocinar, nos han ensañado a comer... y es eso que se suele decir del alumno aventajado. Tuviemos la suerte durante estos años de haber puesto en marcha los fogones y hemos aprendido no solo a guisar, si no a tener esa veneración por el producto.
 
Y no sé cuales son tus sensaciones en esta semana que arranca también Top Chef…
Cuantas más emisines de cocina haya en televisión seremos más felices. El fin de un libro de cocina no es otro que un bien para la humanidad. Y en este caso cuantos más programas haya en la tele y menos disgustos, y menos tragedias, y menos rollos y menos chorradas rosas nos cuenten... yo creo que la televisión será mucho más inteligente y el televidente tendrá formas mucho más divertidas de entretenerse en el sofá. Así que ojalá que no solamente se estrene Top Chef, si no que se estrenen muchísimos más. Porque cuanta más cocina haya en la tele, mejor viviremos.
 
Lo digo porque ibas a ser jurado…
No he podido participar porque estaba recién operado y no podía comer. En aquel momento estaba viviendo uno de los momentos más alucinantes de mi vida y si bien es cierto que no pude participar activamente, en dos o tres ocasiones sí voy a estar en el programa y la verdad es que va a ser muy divertido. Yo no tengo una sensación agria. Al revés, una sensación fantástica de poder compartir esas grabaciones con Alberto Chicote y con Ángel León y con Susi Díaz. Este programa va a dar que hablar. Ojalá tenga la misma suerte que yo y puedan presumir de hacer 5 temporadas y de grabar mil programas...
 
Por cierto… ¿prefieres cocinar o comer?
Eso es como cuando te preguntan si quieres más a tu padre o a tu madre. Es una pregunta trampa, así que te voy a dar una respuesta trampa, que es que me gusta todo, no podría elegir. Aunque quizás me gusta más esos prelimitares, ese preámbulo del propio guisado... hacer la compra, disfrutar en la mesa, la tertulia, la charla, la copa de vino... todo tiene mucha relación.
 
¿Y tu mejor receta?
Yo creo tanto para hacerla como para disfrutarla, la tortilla de patatas es lo más grande que ha creado el hombre. Una buena tortilla de patata, con la patata muy tostada, con la cebolla bien tostada y muy poco cuajada en la sartén yo creo que es difícilemente superable, me encanta la tortilla de patata...
 
Y mejor con un buen vino… de la Rioja Alavesa, donde hace poquito estuviste de pregonero de su Fiesta de la Vendimia…
Fue un momento precioso en participando en la Fiesta de la Vendimia, y allí estuve, en la plaza, promiéndoles a todos que iba a ser un gran embajador de la Rioja Alavesa y pasando un buen rato, pisando la uva y probando el primer mosto de año, que es un acontecimiento extraordinario teniendo en cuenta qu ela vendimia no deja de ser una renovación anual de querer vivir, de querer disfrutar y recibir el nuevo vino... por eso es uno de los momentos más importantes de año.
 
¿Puede un vino estropear una comida?
Es muy difícil que un vino te estropee una comida porque se hacen vinos fantásticos. Y muchas veces es muy difícil estar a la altura de los vinos que uno suele beber. Yo tengo siempre esa sensación.
 
David de Jorge, Robin Food, muchas gracias y mucha suerte en esta quinta temporada que ahora arranca.
Muchas gracias a vosotros. A seguir disfrutando que la vida dura dos telediarios y cuando menos te lo esperas te atropella un autobús así que lo que hay que hacer es disfrutar a pleno pulmón y cocinar mucho.


REDACCION gastronomia.com
FacebookTwitterGoogle PlusLinkedin

Valora esta noticia 

 
Para comentar Iniciar sesión | Crear Cuenta

Comentarios

Top videos

RECETAS
21 de marzo de 2017
(3)
En esta semana te proponemos una receta de Merluza en Salsa Verde, muy saludable y sencilla de preparar con los consejos del conocido chef Karlos Arguiñano del Canal Hogarmania. Los ingredientes que vas a necesitar son: merluza, ajos, cebolleta, vino blanco, caldo pescado, harina, almejas y pimiento rojo para asar, perejil, sal y aceite.